caballos datos de caballos
videos de caballos
equinoterapia

Colores y marcas

Los caballos muestran una gran variedad de colores de capa y de marcas distintivas, que dan lugar a amplio vocabulario descriptivo especializado. A menudo un caballo se clasifica antes por el color de su capa que por su raza o sexo. Los caballos del mismo color de capa se pueden distinguir por alguna marca blanca distribuida a lo largo de sus cuerpos, que junto a los patrones moteados se heredan de forma independiente de color de la capa.

Se han identificado muchos genes que dan diferentes colores a la capa de los caballos, aunque continúan las investigaciones para identificar los demás factores que dan origen a distintos rasgos. Una de las primeras relaciones genéticas que se entendieron fue la existente entre el color rojizo recesivo y el dominante negro, que está controlado por el receptor de melanocortina 1. Otros alelos controlan el moteado, el intercalado de pelos blancos, la supresión o dilución del color, y otros efectos que crean las docenas de posibles colores de capa de los caballos.

Las capas alazana, castaña y negra son los colores equinos básicos. Estos colores son modificados por lo menos diez genes que crean el resto de los colores, incluyendo diluciones como el palomino o los patrones de manchas como los pintos.38 No todos los caballos blancos tienen una capa blanca de nacimiento, a menudo los caballos blancos de mediana edad eran caballos grises al nacer. Los grises nacen con un tono más oscuro y se vuelven grises con la edad, y ambos generalmente tienen la piel negra bajo sus capas de pelo blanco (con la excepción de las pieles rosa bajo las marcas blancas). Sólo los caballos que nacen con la capa blanca tienen la piel rosada, algo que es una característica rara.

Capas

La capa de un caballo es la coloración general del pelaje. Cuando hablamos de capa a veces hay que diferenciar los colores de la crin y la cola, y si le cambia el color cuando es joven. Las capas principales son las siguientes, si bien hay muchas variaciones de cada una:

Alazán: crin y cuerpo de tono marrón claro o rojizo, como pelirrojo.

Albino: no es un verdadero color de capa sino un defecto genético transmisible a la descendencia. Carece de un gen encargado de metabolizar el aminoácido tirosina, cuya cascada de reacciones químicas debe culminar produciendo el pigmento melanina. La falta de melanina produce caballos blancos y de ojos rojos, albinos, que son hipersensibles a la luz. Los caballos con albinismo parcial o total (tobianos parcialmente albinos) no se utilizan como reproductores y se consideran defectuosos.

Bayo: blanco amarillento.

Blanco: es una capa difícil de encontrar; todo el cuerpo debe ser de color blanco, sin ningún otro tono.

Castaño, mulato o zaino: marrón oscuro, a veces casi negro; crin y cola pardas o negras.

Isabelo: cuerpo de color crema y la crin y la cola de un color más oscuro, pero es distinto a un caballo que posee una capa baya.

Negro: capa de color negro. Se admiten zonas blancas en pies y cabeza.

Palomino: marrón muy claro, cola y crin blancas o claras. Esta capa es poco común, pero suele ser muy apreciada en algunas razas.

Pío: capa de dos colores, raramente tres, en forma de manchas. Blanco y negro (pío negro); blanco y rojo (pío alazán), etc. Existen numerosos variantes según el tamaño y forma de las manchas (overo, tobiano, apalusa, etc.).

Ruano: tiene pelos entremezclados de distintos colores que pueden ir desde el alazán hasta el blanco o el negro, con diversos tonos.

Tordo: no es completamente blanco, sino una mezcla de pelos blancos, grises y negros. Dependiendo de los tonos oscuros y su distribución, hay diferentes tipos. Nace negro o de otra capa y va aclarándose con el tiempo hasta volverse blanco. Debajo del pelo blanco se puede apreciar que la piel es negra.

equinoterapia

Utiliza los beneficios del caballo con fines terapéuticos para la rehabilitación física y psicológica del paciente con problemas de atención y alteraciones en la marcha. Ayuda a mejorar la coordinación, motricidad y equilibrio. Esta comprobado que el caballo transmite unas 110 vibraciones por minuto, generando estímulos que viajan por todo el cuerpo y actúan sobre el sistema nervioso ,mejorando la musculatura y los sentidos, así como tambien se obtienen beneficios emocionales. por el contacto con el caballo. Existen diferentes tipos de clases, cada una adecuándose a las necesidades según el individuo bajo un método personalizado.
Las modalidades son: Hipoterapia, vaulting, monta invididual, monta terapéutica y equitación. Benéfico para personas que padecen: • Parálisis cerebral. • Síndrome de Down. • Autismo. • Problemas de atención y concentración • Problemas de lenguaje • Enfermedades neuromotoras. • Parkinson • Esclerosis Múltiple • Hidrocefalia. • Neurosis, psicosis, esquizofrenia.

Link
Link
Link